Depresión-abc Para entender, prevenir y combatir la depresión
 

Los Antidepresivos

Los medicamentos antidepresivos usados hoy día se dividen en varios tipos: los tricíclicos, los inhibidores de la monoaminooxidasa, los inhibidores de la recaptación de serotonina y los inhibidores de la recaptación de serotonina y noradrenalina (conocida como norepinefrina en los Estados Unidos).

Antidepresivos tricíclicos

Los tricíclicos se utilizan desde la década de 1950. Entre éstos se encuentran: la amitriptilina (Elavil, Endep), la imipramina (Tofranil), la nortriptilina (Pamelor y Aventyl) , la doxepina (Sinequan) y la desipramina (Norpramin). Los tricíclicos actúan sobre tres neurotransmisores cerebrales, a saber: serotonina, norepinefrina, y dopamina, haciendo que una mayor cantidad de éstos esté disponible para las células nerviosas. Su efecto es mayor sobre la serotonina y la norepinefrina que sobre la dopamina. Algunos de estos medicamentos vienen en formas inyectables o en forma de soluciones orales para ingerirse mezclados con agua o jugo. Los tricíclicos se consideran tan efectivos como cualquiera de los medicamentos más recientes pero poseen una lista de efectos secundarios mayor que la de estos. Estos efectos no deseados los hacen intolerables para muchas personas. Algunos de estos son: mareos, visión borrosa, boca reseca, estreñimiento, retención urinaria, dificultades en el funcionamiento sexual, irregularidades cardiacas, bajones súbitos de la presión arterial, aumento en la sensibilidad a la luz solar, aumento de peso, nausea y debilidad.

Inhibidores de la monoaminooxidasa

Los inhibidores de la monoaminooxidasa (IMAO) fueron los primeros antidepresivos. Son de acción más rápida que la de los tricíclicos pero tienen efectos secundarios más severos. Los más conocidos de estos medicamentos son: isocarbosacida (Marplan), fenelzina (Nardil) y tranilcipromina (Parnate). Al parecer estos medicamentos actúan entorpeciendo la acción de la monoaminooxidasa, una enzima que ayuda a descomponer la norepinefrina, la serotonina y la dopamina. Una dificultad con este tipo de antidepresivo es que requieren cambios en la dieta, ya que pueden provocar una hipertensión severa capaz de desembocar en una apoplejía o derrame cerebral. Este riesgo se presenta cuando se ingiere un aminoácido llamado tiramina que se encuentra en el vino, la cerveza, (incluyendo al vino y las cervezas sin alcohol) las pasas, los quesos, el café, las habichuelas, los guineos, los aguacates, el hígado, el chocolate, y otros alimentos. Por lo general, los inhibidores de la monoaminooxidasa sólo se utilizan cuando los otros tipos de antidepresivos no funcionan. En 2006 se aprobó en los Estados Unidos el uso de un medicamento llamado selegilina bajo el nombre comercial de Ensam. Este es un inhibidor de la monoaminooxidasa que se utiliza en forma de un parcho y se absorbe a través de la piel sin intervención del sistema digestivo. En dosis bajas la selegilina no requiere un cambio de dieta.

Inhibidores de la recaptación de serotonina

 Estos medicamentos comenzaron a utilizarse en la década de 1980. El primero en llegar al mercado fue un compuesto llamado zimelidina mercadeado en bajo los nombres de Normud y Zelmid. Sin embargo, este medicamento fue posteriormente retirado del mercado debido a la gravedad de sus efectos secundarios. En esa misma década surgieron la indalpina, la fluvoxamina (Luvox) y la fluoxetina (Prozac) el cual fue durante el más conocido y recetado medicamento contra la depresión. Posteriormente surgieron la paroxetina (Paxil), la sertralina (Zoloft), citalopram (Celexa) y escitalopram (Lexapro, Cipralex).

La serotonina es uno de los principales neurotransmisores del cerebro y estos medicamentos tienen el efecto de aumentar su disponibilidad. En septiembre de 2003 se informó acerca de estudios llevados a cabo en la Universidad de Columbia que parecen indicar que estos medicamentos tienen además, la capacidad de estimular el crecimiento de nuevas células nerviosas en el hipocampo, una región del cerebro que toma parte en la consolidación de la memoria y en la regulación de los estados de ánimo. La efectividad de estos medicamentos no es mayor que la de los tricíclicos pero son mejor tolerados por muchos pacientes. Sin embargo, poseen algunos efectos secundarios entre los que se encuentran: insomnio, náusea, dolores de cabeza, diarrea, nerviosismo y disfunción sexual. Los problemas sexuales, especialmente en el caso de los hombres, se producen en una proporción muy alta. En algunos casos disminuyen el deseo sexual, en otros dificultan la erección y en otros dificultan o incluso hacen imposible llegar al orgasmo o a la eyaculación. Aunque cuando una persona está en medio de una depresión mayor lo más probable es que no tenga mucho interés en el sexo, tan pronto comienza a salir de este estado seguramente querrá reiniciar su actividad sexual. Si en ese momento el medicamento le dificulta esto, es muy probable que la persona decida abandonar ese medicamento aún en contra de la recomendación de su médico.

Medicamentos antidepresivos de más reciente creación

Otros medicamentos fueron desarrollados más recientemente, entre estos podemos mencionar: la venlafaxina (Effexor), la nefazodona (Serzone), la mirtazapina (Remeron) la duloxetina (Cymbalta) y recientemente la desvenlafaxina (Pristiq). Éstos funcionan de un modo distinto a los otros y sus efectos secundarios también difieren. Por esta razón son muchas veces empleados con personas que no toleran otros tipos de antidepresivos. En el caso de Serzone, se presentó como una de sus principales ventajas el que, contrario a los medicamentos como Prozac o Paxil, no afectaba o afectaba muy poco la función sexual. Sin embargo, posteriormente comenzaron a surgir informes de serios daños al hígado causados por este medicamento.

Effexor, al igual que Cymbalta, pertenece a una clase de antidepresivos conocidos como inhibidores de la recaptación de la serotonina y norepinefrina. Éstos tienen la particularidad de que además de aumentar la disponibilidad de serotonina también aumentan la disponibilidad de otro neurotransmisor llamado norepinefrina (también conocido como noradrenalina). El Effexor tiene la particularidad de que en dosis bajas aumenta la disponibilidad de serotonina tal como el Prozac o el Paxil mientras que cuando se incrementa la dosis también aumenta la disponibilidad de la norepinefrina. Effexor es actualmente el antidepresivo de mayor venta en el mercado. Hay estudios que parecen demostrar que su efectividad es mayor que la del Prozac y otros inhibidores de la recaptación de serotonina. Una desventaja que se ha mencionado es que si se reduce la dosis o se suspende el tratamiento de forma abrupta un número considerable de pacientes puede sufrir efectos que pueden ser severos tales como: irritabilidad, náuseas, dolor de cabeza, cansancio y lo que muchos describen como una especie de choques eléctricos en el cerebro. Por esta razón es sumamente importante cuando se vaya a reducir la dosis o a descontinuar este medicamento hacerlo de forma gradual. Se ha encontrado que combinarlo con Prozac en las últimas etapas del proceso de descontinuar el Effexor puede ser de gran ayuda para evitar estos síntomas.

En la actualidad se trabaja en otros tipos de antidepresivos. Uno de los que está en proceso de desarrollo es un tipo de sustancia que tendría el efecto de disminuir la producción de hormonas relacionadas con el estrés. Puesto que como ya hemos visto existe una relación estrecha entre la acción prolongada de estas hormonas y la depresión se cree que este tipo de sustancia puede ofrecer una vía más directa para tratar la depresión que los antidepresivos convencionales.

 

Busque en nuestras páginas

 

¿Cómo te sientes hoy?

Alegre

Más o menos

Deprimido o deprimida

 

Home
¿Qué es la depresión?
•  la depresión ayer y hoy
•  Características de la depresión
•  Hombre, mujer y depresión
•  Depresión en ancianos y adolescentes
Tipos de depresión
•  Depresión mayor
•  Distimia
•  Trastorno bipolar
•  Otros tipos de depresión
•  Depresión durante el embarazo y depresión postparto
Efectos nocivos de la depresión
Causas de la depresión
•  Química cerebral y depresión
•  Atrofia cerebral y depresión
•  Herencia y depresión
•  Causas de depresión en la mujer
•  Pesimistas y optimistas
•  Depresión y contacto social
•  Enfermedades que causan depresión
•  Medicamentos que pueden causar depresión
•  Nutrición y depresión
Tratamiento médico de la depresión
•  Medicamentos antidepresivos
•  Riesgos de los antidepresivos
•  Otros tratamientos
Psicoterapia y depresión
Psicología y depresión
Estrés y depresión
Nutrición y depresión
•  Nutrientes y depresión
•  Triptófano y 5htp
•  Omega 3
•  Sam-e
•  L carnitina y DHEA
Plantas medicinales y depresión
•  Hierba de San Juan
•  Ginkgo biloba
•  Kava y ashwagandha
•  Panax ginseng
Aromaterapia y depresión
Ejercicio y depresión
Terapia musical
Terapia de luz
Relajación y meditación
Masaje y acupuntura
Otros recursos sobre depresión
Site Map
Política de privacidad

 

Recomiende esta página
Digg Facebook